Vendaje Neuromuscular

El vendaje convencional tiene la finalidad de restringir el movimiento en los músculos y articulaciones afectados disminuyendo la obstrucción de los fluidos corporales de la zona.

El Vendaje Neuromuscular (kinesiotaping) otorga total libertad de movimiento permitiendo que a través del sistema muscular, se recupere la homeostasis. 

Debido al estrés que se produce en el músculo ya sea por movimientos repetitivos o por diferentes traumatismos, éste se inflama y reduce el espacio subcutáneo comprimiendo los nociceptores o receptores del dolor además de perjudicar la circulación sanguínea y linfática.

Con ésta técnica, elevamos la piel aumentando el espacio subcutáneo ayudando a la reducción del dolor, de la inflamación y del linfedema ayudando a disminuir la extravasación de líquidos considerablemente.

La analgesia es uno de los efectos más importantes del Vendaje Neuromuscular ayudando a disminuir el tiempo de recuperación sobre todo en lesiones ligamentosas, articulares y musculares.

El Vendaje Neuromuscular se adhiere sobre los músculos, abarcando las estructuras que nos interese con el fin de asistir y disminuir las tensiones que actúan sobre las estructuras lesionadas.

El Vendaje Neuromuscular alivia y trata las lesiones cuando existen, pero también mejora el rendimiento en los deportistas.

4 funciones principales:

  1. Soporte del músculo.
  2. Mejora el movimiento de los líquidos corporales.
  3. Activa los Sistemas Analgésicos Endógenos.
  4. Ayuda a corregir los problemas articulares, ligamentosos, musculares y de fascias.

Así se produce una recuperación mucho más rápida de la patología, que posibilita, en el caso de los deportistas, una vuelta temprana a los entrenamientos y competición.

imagen                  imagen                    imagen